Comunidad | Historias – Buscando Trabajo

CAPÍTULO 1: LOS ARTÍCULOS EXCLUSIVOS

Era una tarde soleada en Club Penguin, y yo me estaba bañando en la Bahía. Después de nadar un rato, decidí surfear unas olas. Cuando iba a coger mi tabla de surf, vi que uno de mis amigos venía corriendo como un loco. Vino hacia mi y me dijo:

-¡Hey, tío! En la Tienda de Regalos están vendiendo unos artículos exclusivos. ¡Son geniales! En una semana los quitan del catálogo. ¿Vienes a comprar algunos?

Yo le dije que sí, tenía curiosidad para ver esos artículos. Cuando llegué, entré a la tienda y vi una colección de artículos tan raros y espeluznantes que me quedé embobado.

-Uauu… ¿Y todo eso está en venta? -le pregunté a mi amigo.

-Sip, todo. Pero recuerda que estos artículos son de edición limitada y que de aquí poco ya no se venderán.

Como esos artículos eran bastante caros y, digamos, que yo no soy de esos que están forrados, me quería comprar sólo un artículo. Y encontré uno perfecto: ¡Un casco de vikingo dorado! Saqué mi monedero, para pagarlo. Pero, desgraciadamente no me alcanzaban las monedas. Apenas tenía un cuarto del precio del casco. Tenía que conseguir suficiente dinero para ese casco… ¡Encontré la solución! ¡Tenía que buscar un trabajo!

CAPÍTULO 2: LA CAFETERÍA

Salí de la Tienda de Regalos. Le dije a mi amigo que me iba a buscar trabajo, y él me recomendó trabajar en la Cafetería.

-Ahí faltan muchos meseros -me dijo- . Además, no es un trabajo difícil. Sólo es servir los pedidos.

Así que me fuí a la Cafetería, y afortunadamente tenían un puesto vacante. Me hice camarero y empecé a trabajar. Ahí vi a otro mesero, trabajando como yo. Por lo visto tenía malas pulgas, ya que me hizo tropezar y caí encima de la máquina de café…

-¡Madre mía! ¡Vaya desastre que has hecho! ¡Encima en el primer día! Esto es suficiente motivo para un despido… ¡No se puede caminar sin pisar café!  -dijo mi jefe todo enfadado.

Antes de que pudiera decir que no era culpa mía me echó de la Cafetería y encima no cobré por mi hora de servicio :(. ¡Vaya mala suerte!

CAPÍTULO 3: LA PIZZERÍA

Cuando ya estaba fuera, vi colgado un anuncio en una farola. Yo, por curiosidad, me acerqué para leerlo. La nota decía lo siguiente:

“Se necesita un cocinero en la Pizzería. Sin requerimientos especiales. El que ocupe el puesto de cocinero será pagado con 200 monedas semanales.”

Justo después de leer esto, me fuí corriendo a la Plaza. Después entré en la Pizzería corriendo como una fiera y todo cansado pregunté al cajero:

-¿Tienen un puesto vacante, no?

El cajero llamó al jefe. El jefe vino y me dijo que si quería el empleo. Yo acepté encantado, cojí el delantal y me fuí a la cocina. Encendí el Pizzatron 3000 y empecé a preparar los pedidos.

Más tarde, mientras estaba preparando una pizza de algas, ¡la luz se fue! Pero ya que el Pizzatron se alimenta de batería, seguía funcionando. Intenté cocinar a oscuras pero algo salió mal… Después, volvió la luz. El jefe vino a la cocina y me dijo:

-¿Está todo bien por aquí? ¿Ha pasado algo durante el apagón?

Justo después de decir esas palabras, el jefe echó un grito al ver el desastre que había montado cocinando a oscuras O_o…

-Pu-puedo expli-plicarlo… -dije todo temblando mientras intentaba arreglar ese estropicio.

¡Y, como antes, me despidieron! Por lo visto no estaba en racha…

CAPÍTULO 4: EL AGENTE

Salí deprimido de la Pizzería. Dudaba que volver a intentar buscar trabajo resultaría útil. “Soy un patoso”, pensé… Y me fuí a mi iglú con los ánimos por los suelos.

Mientras iba caminando, me encontré a un pingüino que vestía algo sospechoso o_O. Llevaba un traje negro, un sombrero y gafas de sol. Se acercó a mi y me dijo:

-Psssst… Sí, tú, el pingüino violeta. -dijo el pingüino.

-¿Yo? ¿Para qué me quiere? -respondí sin saber por qué me había llamado.

-Te hemos estado observando durante un tiempo. Tu rapidez y eficacia nos han sorprendido. Nos gustaría que formaras parte de nuestra… agencia de elite.

Él me dió la ubicación donde tenía que ir, y se fue. Yo no me creía que era rápido y eficaz, sino un patoso sin remedio :?. Decidí ir a la ubicación que me habían dado, ¡quién sabe lo que me podía encontrar!

CAPÍTULO 5: LA ELITE PENGUIN FORCE

Me era curioso que la ubicación que me dió el agente era la Estación Pingüi-Fónica. Pensaba que iba a ser un lugar secreto, o algo así.

Entré en la Estación. No había nadie, si es que el teléfono no cuenta xD. Entonces, se cerró la puerta y el teléfono empezó a sonar O_O. Yo cogí el teléfono, un poco asustado.

Entonces salió un blanco de la pared. A mi no se me ocurrió otra cosa que lanzarle una bola de nieve. Acerté en el blanco, y el blanco entró por el agujero de donde había salido. ¡Y de repente de la pared apareció una pantalla O.o! Que cosas más raras…

En la pantalla decía que estaban buscando a pinguinos como yo para la Elite Penguin Force.

-¿Yo? ¿Parte de una agencia secreta? ¡Nunca pensé que esto pasaría! -me dije a mi mismo.

Tuve que realizar otras extrañas pruebas en la Estación. Después de hacerlas todas, en la pantalla salió… ¡APROBADO!

¡Se abrió una puerta secreta en la sala! Era un ascensor, para ser exactos. Yo subí y me fui a… ¡La sala de Comando!

CAPÍTULO 6: LA SALA DE COMANDO

El ascensor se paró, y se abrió la puerta. Vi una sala de alta tecnología con pantallas, televisores y altavoces.

-¡WOW! ¡La Sala de Comando! ¡Qué lugar tan asombroso! -dije sorprendido.

Entonces vi que en la sala había el agente de antes. Me dio la enorabuena por haber aprobado el test, y me dió un extraño artefacto… El teléfono espía.

-Este es tu nuevo teléfono. Úsalo cuando sea necesario. -me dijo.

Desde aquel día trabajé como agente secreto. Por suerte no tuve más accidentes. ¡Me sentía muy feliz ayudando a los pinguinos y salvando a la isla!

Oh, casi me olvido; con la paga pude comprar ese artículo exclusivo del que hablé en el principio. ¡Finalmente el casco de vikingo dorado era mío! Ahora siempre lo llevo encima, ¡no podría vivir sin él :D!

FIN

4 comentarios to “Comunidad | Historias – Buscando Trabajo”

  1. Wooth too Says:

    Genial, yo tambien tengo historias ne mi blog. Te cuento una de la revista?
    Es corta e.e

    Rockhopper vio un tiburon apunto de comer… un alienigena escapando al espacio en un… dragon persiguiendo a un joven mago. ¡Cielos! Entonces me di cuenta. Yarr le estaba cambiando a la TV. El pequeñito se aburre muy rapido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: